Día Mundial contra el Cáncer de Mama

E-mail Imprimir PDF

 grfico2

Últimos avances en el cáncer de mama 2012.

De 10 años a esta parte, los avances en tratamiento, diagnóstico y prevención en el cáncer de mama han sido significativos. Los últimos avances son:

• Avances en el diagnóstico. La incorporación de la Resonancia Magnética para la evaluación de lesiones sospechosas, para proporcionar información detallada sobre la extesión de la enfermedad y como método de cribaje en mujeres con mamas densas o con antecedentes familiares que hagan sospechar un síndrome hereditario.
• Avances en la prevención. Los resultados positivos obtenidos con un fármaco inhibidor de la aromatasa (exemestano) como quimioprofilaxis de cáncer de mama han puesto de manifiesto la posibilidad de llevar a cabo estrategias de prevención en mujeres de alto riesgo.
 

• Avances en el tratamiento local. La reconstrucción inmediata de la mama tras la eliminación del tumor, en el mismo momento de la intervención, disminuyendo así el
impacto negativo de la cirugía. Otro avance importante de los últimos años ha sido la generalización en su uso de la técnica del ganglio centinela, lo cual permite reducir considerablemente la morbilidad quirúrgica (linfedemas, etc.).
• Avances en el tratamiento sistémico. La selección de pacientes basados en la presencia o no de ciertas alteraciones (presencia o no de receptores hormonales, o de HER2, etc.) ha permitido la utilización más racional y con mayor éxito de determinadas terapias dirigidas. Además, en el caso del cáncer de mama, se ha definido una nueva clasificación molecular, que ya se está aplicando en la clínica y ha generado el primer kit pronóstico surgido de esta tecnología. Como consecuencia, puede determinarse el riesgo de recidiva de una paciente en concreto (generalmente en pacientes dudosos) y adaptar el tratamiento en función de los resultados.

 

Situación del cáncer de mama en España 2012

El cáncer de mama representa el tipo de cáncer más frecuente en la mujer, con una incidencia anual de más de 22.000 casos en España (IARC 2008), el 28,5% de todos los tumores femeninos. Además, supone la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres con 6.295 fallecimientos en 2010.

• La mayoría de los casos se diagnostican en edades comprendidas entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. Las tasas de incidencia están aumentando lentamente en España y en el mundo, probablemente debido al envejecimiento de la población y al diagnóstico cada vez más temprano.
• Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida.
• La supervivencia por cáncer de mama ha mejorado notablemente en los últimos 20 años (anualmente se incrementa la supervivencia por este tumor un 1,4%). Cada año disponemos de mayor información para diagnosticar precozmente y tratar el cáncer de mama, lo que ha permitido que la supervivencia global a los 5 años del diagnóstico de este tumor sea del 82,8% en nuestro país (Eurocare-4), por encima de la media europea y similar a los países con las mejores cifras de supervivencia.
• Sin lugar a dudas, el diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de cribado con mamografías, se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación.
• Generalmente se recomienda realizar mamografías periódicas a partir de los 45-50 años.
• Cada mujer puede reducir su riesgo de forma individual con pequeños cambios en su estilo de vida. Actualmente se conoce que, tras la menopausia, prevenir la
obesidad con una dieta adecuada y con ejercicio diario reduce el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.
• Aparte de la edad o de la obesidad, hay otros factores que se asocian con un riesgo más elevado: las mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia, o que no hayan tenido hijos o los hayan tenido tarde, o con menarquia precoz o menopausia tardía, parecen tener mayor riesgo. No obstante, muchas mujeres que han tenido un cáncer de mama no presentaban ningún factor de riesgo conocido. Poseer un riesgo mayor para el cáncer de mama no implica la certeza de que se vaya a padecer la enfermedad, sólo indica cierta predisposición.
• La investigación es fundamental, no solo en el cáncer de mama. A medida que vamos conociendo mejor los factores pronósticos de la enfermedad, podemos ir identificando el riesgo particular de cada caso de cáncer de mama, lo que permite seleccionar el tratamiento más adecuado para cada situación.

Escribir un comentario

La APVALA no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.


Código de seguridad
Refescar

You are here: Noticias sobre el voluntariado Noticias destacadas APVALA Día Mundial contra el Cáncer de Mama